Ortografiaklein

Usos de la coma

Distinguimos seis grupos:

  1. para delimitar incisos y unidades con alto grado de independencia (interjecciones, vocativos y apéndices confirmativos);

  2. para delimitar ciertos miembros o grupos sintácticos en la oración simple;
  3. para delimitar unidades coordinadas
  4. para delimitar oraciones subordinadas;
  5. Coma para delimitar los conectores en un enunciado.
  6. Coma para marcar elisiones verbales

Coma para delimitar incisos y unidades con alto grado de independencia

La coma se emplea para encerrar elementos que podrían considerarse periféricos con respecto al enunciado en el que aparecen.

  • La iniciativa, como se ha explicado, es muy novedosa;
  • Me invade la nostalgia, ¡Ay!, al recordar aquellos días.

Estas pueden también ocupar la posición inicial o final y, en ese caso, quedan aisladas por cualquier otro signo delimitador y por una coma:

  • Como se ha explicado, la iniciativa es muy novedosa;
  • ¡Ay!,  Me invade la nostalgia al recordar aquellos días;

Estructuras explicativas o incisos

Uno de los principales usos de la coma es aislar en el texto escrito los incisos, elementos suplementarios que aportan precisiones. 

  • Este cuadro pretende descubrirnos el mundo del espectáculo, concretamente el ballet, antes de su presentación al público.
  • Excepto Luis, todos fuimos al concierto

En el ejemplo segundo, el inciso va en posición inicial.

Los incisos, como elementos explicativos no estrechamente ligados al enunciado, pueden ser:

grupos nominales

  • La presentación de Eduardo Romero, el comisario de la exposición, fue muy aplaudida;

adjetivos o grupos adjetivales

  • El agente, robusto, ayudó a los que estaban atrapados;
  • Los soldados, cansados, volvieron al campamento;

oraciones adjetivas o de relativo

  • La casa, que está al borde del mar, es muy luminosa;
  • Don Alfonso, a quien todos recordamos con cariño, estuvo siempre a nuestro lado;

Expresiones parentéticas

  • la mesa, de madera maciza, estaba colocada en el centro del salón;
  • El cuadro "Las meninas", de Diego Velázquez, es una de las mejores obras de la pintura universal;

Apodos

  • Lola flores, la Faraona, era una estupenda artista;
  • José Martínez Ruiz, Azorín, perteneció a la generación del 98;

Estructuras especificativas

Frente a las explicativas, las estructuras especificativas no aportan una aclaración sobre el grupo nominal al que modifican, sino que restringen o delimitan el significado del sustantivo que las precede y por tanto no se se paran con coma:

  • mi hermano Arturo estuvo allí;
  • Los soldados cansados volvieron al campamento;
  • La casa que está al borde del mar es muy luminosa;

El ejemplo segundo especifica que solo los soldados que estaban cansados volvieron.

Estructuras explicativas en posición final

  • Fue muy aplaudida la presentación de Eduardo Romero, el comisario de la exposición;
  • Estuvo siempre a nuestro lado  Don Alfonso, a quien todos recordamos con cariño;

Construcciones absolutas

Las construcciones absolutas donde se predica algo de un sujeto sin que aparezca un verbo en forma personal normalmente tienen como predicado un participio o un gerundio -aunque también pueden construirse con un adjetivo u otras expresiones- y aparecen al comienzo del enunciado:

  • finalizadas las excavaciones, se organizó una exposición;
  • ayudándose de un destornillador, consiguió abrir el cofre;
  • una vez limpios los mariscos, se añaden a la sartén;

Aunque también pueden ir en medio de la frase:

  • El presidente, terminada la reunión, convocó una rueda de prensa;
  • Los viajeros, viendo su vuelo anulado, reclamaron la devolución del importe de sus billetes;

Sin embargo, sería incorrecto el uso de la coma en enunciados como:

  • subía la cuesta apoyándose con su bastón;
  • Ver a Juan bailando salsa es todo un espectáculo

En la primera la oración de gerundio es un complemento circunstancial, y en la segunda, funciona como predicativo del complemento directo Juan.

Expresiones u oraciones de carácter accesorio

No tienen vinculación sintáctica con los elementos del enunciado en el que se insertan:

  • Se presentó a comer, dime tu si no es para matarlo, con diez amigos y sin avisar;
  • No pienso ir a la fiesta, pero, insisto, te ayudaré en los preparativos;

Expresiones sin vinculación sintáctica

  • Toda mi familia, incluído mi hermano, estaba de acuerdo;
  • El buen gobernante, según sostenía un célebre político, debe estar siempre preparado para abandonar el poder;

Vocativos

Se aíslan entre comas los sustantivos, grupos nominales o pronombres personales que funcionan como vocativos, esto es, que se refieren al interlocutor y se emplean para llamarlo o dirigirse a él de forma explícita:

  • Javier, no quiero que salgas tarde;
  • Has de saber, muchacho, que tu padre era un gran amigo mío;
  • Usted, acérquese ;
  • Alberto, escribe bien;

Sin embargo no se debe poner coma cuando el grupo nominal actúa como sujeto:

  • Alberto escribe bien;

 

Incorrecciones más frecuentes:

omisión de una de las dos comas:

  • Al acto acudieron más de doscientos, quienes junto a sus padres, aplaudieron ....
  • Al acto acudieron más de doscientos, quienes, junto a sus padres, aplaudieron ...

desplazamiento de una de las comas:

  • Había dejado de asistir al coro de la iglesia porque tenía poco tiempo, y encima, le había cambiado la voz 
  • Había dejado de asistir al coro de la iglesia porque tenía poco tiempo, y encima le había cambiado la voz
  • Había dejado de asistir al coro de la iglesia porque tenía poco tiempo y, encima, le había cambiado la voz

El primer caso es erróneo; el segundo, introduce la conjunción y a toda la oración; el tercero, se considera que es una oración coordinada con la anterior que incluye el adverbio encima como inciso.

  

Coma para delimitar ciertos miembros o grupos sintácticos en la oración simple.

La necesidad o inconveniencia de la coma en estos casos depende de la función que desempeñen los grupos sintácticos correspondientes

Coma entre sujeto y verbo

Es incorrecto escribir coma entre el grupo que desempeña la función de sujeto y el verbo de una oración, incluso cuando el sujeto es largo o está compuesto de varios elementos separados por comas o le sigue una oración adversativa:

  • Mis padres, mis tíos, mis abuelos me felicitaron ayer
  • Mis padres, mis tíos, mis abuelos, me felicitaron ayer
  • Los alumnos que no hayan entregado el trabajo antes de la fecha fijada por el profesor suspenderán la asignatura
  • Los alumnos que no hayan entregado el trabajo antes de la fecha fijada por el profesor, suspenderán la asignatura
  • Fueron convocados no los padres, sino los alumnos
  • Fueron convocados, no los padres, sino los alumnos

Es también frecuente incurrir en el error de escribir coma  cuando el sujeto es una oración de relativo sin antecedente expreso:

  • La que está en la puerta, es mi madre
  • La que está en la puerta es mi madre

Con antecedente expreso sí se pone coma:

  • El nuevo empleado, que habla cuatro idiomas, se incorporará el lunes

El nuevo empleado es el antecedente.

Cuando se cierra con etcétera o su abreviatura, sí se pone coma:

  • El novio, los parientes, los invitados, etc., esperaban ya la llegada de la novia.

Si el sujeto está constituído por dos miembros unidos mediantes conjunciones distributivas como bien...bien, ora...ora, etc debe ponerse coma.

  • Los pretendientes que se acercaron a ella durante los años de su juventud, o bien acabaron huyendo despavoridos, o bien, los más heroicos, tuvieron que retirarse con el rabo entre las piernas;

Es también correcto no escribir coma ante el primer miembro:

  • Don Alfonso ora se inclinaba a la derecha, ora a la izquierda;

Detrás de los elementos anticipados al sujeto se escribe coma:

  • Los grandes almacenes, casi todos abren los domingos.

En este caso casi todos es el sujeto mientras que los grandes almacenes es un elemento anticipado.

En el siguiente ejemplo los grandes almacenes es el sujeto, mientras que casi todos se intercala a modo de inciso

  • Los grandes almacenes, casi todos, abren los domingos.

Coma y atributo, complemento directo, indirecto predicativo, de régimen y agente

Es incorrecto, a no ser que aparezca un inciso, separar por coma estos complementos.

  • Debería darte vergüenza.
  • Te veo muy contento.
  • Espero, hijo mío, una respuesta sensata.
  • Mirando alternativamente, ora a ti, ora a la calle.

En este caso se puede prescindir de la coma ante el primer miembro de la construcción:

  • Mirando alternativamente ora a ti, ora a la calle.

No debe escribirse coma en una estructura contrastiva:

  • Ahora serías no un rey desterrado, sino un rey libre de intrigas.
  • Se dispuso a encarar no ya una batalla, sino una guerra a muerte.

Cuando los elementos verbales anticipan su aparición con la intención de destacar o enfatizar el elemento anticipado no se estribe coma

  • Vergüenza debería darte.
  • Muy contento te veo.

En cambio, cuando el elemento anticipado simplemente expresa el tema del que se va a decir algo, la coma es opcional:

  • De este asunto, apenas sé nada.
  • A este ingeniero lo quisimos contratar nosotros.

Cuando el fragmento es largo es aconsejable la coma:

  • La costumbre de hacer regalos a los niños cuando terminan las clases, nunca la hemos seguido en casa.

Coma y complemento circunstancial

Como regla general, los complementos circunstanciales puede aparecer delimitados por comas cuando preceden al verbo o se intercalan entre este y uno de los complementos. Ello, no obstante, es opcional:

  • Por las mañanas, estudia en la facultad y, por las tardes, se dedica a trabajar en lo que encuentra
  • Dentro de pocos días tendrá noticias nuestras
  • En casa no puedo estudiar

En posición final, raramente van precedidos de coma:

  • La convivencia era idílica en aquellos calurosos días de principios del verano pasado

Coma y complementos no verbales

a) Se pone coma tras los complementos preposicionales antepuestos de las construcciones partitivas

  • De las soluciones propuestas, ninguna es convincente

b) Los grupos cuantificativos que preceden al primer término de la comparación van seguidos de coma:

  • Más que un problema religioso, constituye un problema político.

 

Coma para delimitar unidades coordinadas

La coordinación es un recurso sintático que consiste en unir dos o más elementos análogos equiparándolos, es decir, sin establecer entre ellos una ralación de dependencia.

Pueden ser:

  • Copulativas, si los elementos que las constituyen se suman: pan y queso
  • Disyuntivas, si estos alternan entre sí o se prestan a una elección: pan o queso
  • Adversativas, si los elementos se oponen:  pan, pero no queso

Coma y coordinación copulativa y disyuntiva

  • Me compré una camisa, un pantalón y dos pares de zapatos.
  • No atiende al teléfono; puede que lo tengan estropeado, que hayan salido, que estén durmiendo.

a) Miembros yuxtapuestos. Cuando los miembros coordinados aparecen yuxtapuestos, es decir, cuando no se unen mediante conjunciones, se escribe coma entre ellos

  • Corrían, tropezaban, avanzaban sobre él
  • Acudió toda la familia: abuelos, padres, hijos, cuñados, etc.

Cuando la palabra etcétera (o su abreviatura etc.) cierra la enumeración, se separa con coma del resto del enunciado, incluso cuando forma parte del sujeto

  • Una nueva columna de gente joven, sucia, limpia, bien vestida, harapienta, etc., se introdujo en El Conde y comenzó a gritar.

Se separan asimismo por comas las oraciones yuxtapuestas de sentido distributivo:

  • Unos se ganaban la vida cazando, otros pescando, los más cultivando los campos.

b) Miembros coordinados mediante conjunciones simples. Cuando el último elemento de una coordinación va introducido por las conjunciones y, e, ni, o, u, no se escribe coma delante de ellas.

  • Es un chico muy reservado, estudioso y de buena familia.

c) Miembros coordinados mediante la locución conjuntiva "así como". Si el último miembro de una coordinación va introducido por la locución "así como", lo más recomendable es escribir delante una coma.

  • Era famoso por su voz, así como por su forma de moverse en el escenario.

d) Miembros coordinados mediante conjunciones copulativas discontínuas, No se escribe coma entre ni...ni... y tanto...como

  •  No quiere ni comprarlo ni que se lo regalen
  • Estas cosas no las venden ni aquí ni en nungún sitio
  • Quedaron dañadas tanto la fachada del edificio como las zonas de paso

cuando se utilizan en un inciso, responden a esta regla

  • El plazo de presentación termina, tanto para las declaraciones voluntarias como para las obligatorias, el día 30.

d1) Se escribe coma en la construcción copulativa no solo..., sino dado que pese a su valor copulativo, el segundo miembro introduce una adversativa

  • Sus palabras fueron consideradas ofensivas no solo por mi, sino por todos los presentes

e) Miembros coordinados mediante conjunciones disyuntivas discontínuas.
Se escribe coma delante de cada una de las oraciones o elementos coordinados encabezados por conjunciones disyuntivas discontínuas (también llamadas distributivas), como bien..., bien...; ora...,ora; ya...,ya...

  • Organizaremos la fiesta, bien en tu casa, bien en la mía.
  • Medio atarantado, ora oliéndose a sí mismo, ora las exudaciones de las láminas.
  • Habrá quienes estén de acuerdo con el jeque, ya porque se quieran ir al desierto con él, ya porque compartan su pesimismo.

También se escribe coma delante de la correlación disyuntiva o bien..., o bien. A veces uno de los dos miembros va encabezado con o.

  • Los adultos, a partir de cierta edad, o bien tenían los síntomas sin las enfermedades, o algo peor: enfermedades graves con síntomas de otras inofensivas.

Puede prescindirse de la coma ante el primer miembro si su escritura implica la separación del sujeto y el verbo o entre  cualquiera de los complementos que no se separan del verbo

  • Don Alfonso ora se inclinaba a la derecha, ora a la izquierda
  • Las ramas del árbol están ora cargadas, ora desnudas.
  • Pasaban los mejores años o bien entrenando, o bien descansando tras ese entrenamiento.

Uso de la coma ante las conjunciones copulativas y disyuntivas simples

Como regla general, el uso de la coma es incompatible con las conjunciones y, e ni, o, u cuando este signo se utiliza para separar elementos de una misma serie o miembros sintácticamente equivalentes dentro de un mismo enunciado. Sin embargo hay casos en que el uso de la coma ante una de estas conjunciones es admisible e, incluso, necesario.

a) En una relación compuesta de elementos complejos que se separan por punto y coma unos de otros, delante de la conjunción que introduce el último de ellos se introduce una coma

  • En el armario colocó la vajilla; en el cajón, los cubiertos; en los estantes, los vasos, y los alimentos, en la despensa.

b) Se escribe coma delante de estas conjunciones cuando la secuencia que encabezan enlaza con todo el predicado anterior, y no con el último de sus miembros coordinados

  • Pagó el bolso, el traje y los zapatos, y salió de la tienda
  • No se si ir de vacaciones a Francia o a Italia, o quedarme en casa.

c) Cuando se enlazan miembros gramaticalmente equivalentes dentro de un mismo enunciado, si el último de ellos es semánticamente heterogéneo con respecto a los anteriores (es decir, no introduce un elemento perteneciente a la serie o enumeración), por indicar normalmente un conclusión o una consecuencia, se escribe coma delante de la conjunción.

  • Pintaron las paredes de la habitación, cambiaron la disposición de los muebles, pusieron alfombras nuevas, y quedaron encantados con el resultado.

d) Es frecuente, aunque no obligatorio, que entre oraciones coordinadas se ponga coma delante de la conjunción cuando la primera tiene cierta etensión y, especialmente, cuando tienen sujetos distintos.

  • La mujer salía de casa a la misma hora todas las mañanas, y el agente seguía sus pasos sin levantar sospechas.
  • ¿Vienes  conmigo antes de que pierda la paciencia, o te quedas aquí para siempre?

e) Cuando la conjunción tiene valor adversativo (equivalente a pero puede ir precedida de coma)

  • Le aconsejé que no comprara esa casa, y no hizo caso.

f) Debe escribirse coma delante o detrás de de cualquiera de estas conjunciones si inmediatamente antes o después hay un inciso.

  • Mi abuelo, que era un gran aficionado a la poesía, y el maestro del pueblo fundaron un revista literaria
  • Puedes venir con nosotros o, por el contrario, quedarte en casa todo el día.

g) se escribe coma ante estas conjunciones cuando la secuencia que introducen se presenta, más que como una coordinación como, un inciso. 

  • Se encontró abrazado, y sin toalla, a Paulette
  • Él era un hombre de  buenos ímpetus, y además bien entrenado, y ella no estaba hecha para dejarse tomar ventaja de nadie.
  • Caro, y encima feo
  • Caro y, encima, feo
  • Caro, y encima, feo

h) Cuando se repite la conjunción ante cada uno de los miembros coordinados -uso expresivo llamado polisíndeton- es frecuente la escritura de coma entre todos ellos.

  • Tú sí que eres dulce, y durito, y tierno, y niño, y grande, y todo
  • Ni telefoneaba, ni en su casa cogían el teléfono, ni estaba en ningún sitio conocido

No obstante, en estas estructuras con polisíndeton es igualmente correcta -y frecuente- la ausencia de comas

  • Lo vió detenerse otra vez, un poco encogido, un poco abierto de piernas, ya en el interior húmedo y fresco y oloroso del mercado
  • Mis compañeros de vuelo roncaba o leían o miraban la película

Deben distinguirse estas construcciones polisindetónicas con ni, en las que se combinan más de dos miembros, de las estructuras en las que aparece la conjunción descontinua ni...ni..., en las que los miembros coordinados -que son siempre dos- no se separan por coma:

  • No te digo ni sí ni no.

Coma y coordinación  adversativa

Se escribe coma ante las oraciones coordinadas introducidas por las conjunciones pero, mas, aunque, sino (que)

  • Hazlo si quieres, pero luego no digas que no te lo advertí.
  • Creo que ha hecho bien el examen, aunque tiene dudas.
  • Sabía que era peligroso, mas no tenía miedo.
  • No lo hizo porque le gustara, sino porque era su deber.

También se escribe coma ante las conjunciones adversativas cuando introudcen grupos sitácticos no oracionales.

  • Ahora estamos más a gusto, pero más tristes.
  • Era un hombre cortés y comedido, aunque seco en su trato.
  • La apretó suave, pero firmemente.

Cabe, sin embargo, hacer algunas precisiones:

a) Excepcionalmente, cuando la conjunción pero opone dos adjetivos o dos adverbios puede prescindirse de la coma.

  • Era una orden imprecisa pero terminante.
  • Su proyecto camina con un ritmo lento pero seguro.

b) Se conserva la coma ante pero en construcciones que no son propiamente adversativas -pues no contraponen ideas-, sino enfáticas.

  • Está bien, pero que muy bien.

En cambio, cuando el primer término coordinado está ausente, no se escribe coma ante pero.

  • Anduvo pero que muy enamorada.

Debe evitarse coma, asimismo, el uso de coma en una tercera variante de esta construcción que presenta repetición del adverbio muy antaes y después de pero

  • ¿Puedo hacerte una pregunta muy pero muy indiscreta?

c) La conjunción adversativa sino no debe ir precedida de coma cuando, en lugar de valor contrastivo o sustitutivo, tiene valor exclusivo con significado cercano a 'salvo, excepto, aparte de'.

  • ¿Quien sino usted puede saberlo?
  • No puede hacer otra cosa sino esperar.

Coma después de la conjunción pero

No se escribe coma detrás de las conjunciones adversativas a no ser que inmediatamente después se abra un inciso:

  • Pero ¿querrá venir con nosotros?
  • Está enfermo, pero, excepto tú, nadie ha venido a visitarlo.

Es incorrecto suprimir la primera coma del inciso:

  • Puedes coger el coche, pero hijo mío, ten cuidado.

Coma para delimitar unidades subordinadas

La subordinación es un recurso sintáctico que consiste en unir dos o más oraciones estableciendo entre ellas diversas relaciones de dependencia.

Subordinadas sustantivas

Desempeñan funciones características de los sustantivos o de los grupos nominales, como sujeto, complemento directo o complemento preposicional. Van introducidas por la conjunción que:

  • Le dije que no lo hiciera.

En las oraciones interrogativas indirectas, por la conjunción si

  • No sé si me hizo caso

O por interrogativos quién, qué, cuánto, dónde, cómo, etc.:

  • Dime con quién salió.
  • Averiguaremos donde está su escondite.

La norma sobre el uso de la coma en estas construcciones no difiere de la de los grupos sintácticos que cumplen las funciones se sujeto, complemento directo, etc.
Es incorrecto escribir coma entre el verbo y la oración subordinada sustantiva que desempeña la función de sujeto, complemento directo, etc. a no ser que haya un inciso que deba ser separado.

  • Advierte que es posible que estén todos equivocados
  • Que vengas esta tarde es una buena idea
  • El incremento del número de inscritos en el curso se debe a que las becas que otorga la fundación....
  • El incremento del número de inscritos en el curso se debe a que, según los indicios, las becas que otorga la fundación serán más cuantiosas.

Y no

  • Advierte, que es posible que estén todos equivocados.
  • Que vengas esta tarde, es una buena idea.
  • El incremento del número de inscritos en el curso se debe a que, las becas que otorga la fundación....
  • El incremento del número de inscritos en el curso se debe a que, según los indicios las becas que otorga la fundación serán más cuantiosas.

En Los incisos no se deben olvidar las dos comas:

  • Quiero decir, hijo, que algún día tendrás que trabajar.

Subordinadas de relativo.

Las oraciones de relativo, también llamadas adjetivas, son oraciones subordinadas encabezadas por un elemento relativo, que puede ser un pronombre (que, quien, cuando, el cual el que), un determinante posesivo (cuyo) o un adverbio (donde, adonde, como, cuando ,cuanto). Estas oraciones modifican a un elemento denominado antecedente, que es normalmente un sustantivo o un grupo nominal.

  • Estoy leyendo su último libro, que me está gustando mucho.
  • Él, cuyo trabajo admiras, está dispuesto a todo.
  • Sabe mucho, lo cual nos beneficia.

Es posible, sin embargo, que el antecedente no esté expreso, bien por estar incorporado implícitamente (qien venga -la persona que venga- lo hará mejor), bien por estar sobreentendido (elige el que quieras).

Con antecedente expreso

a) Explicativas

  • El nuevo empleado, que habla cuatro idiomas, se incorporará el lunes.
  • Ayudaban a los prófugos, quienes muchas veces llegaban heridos.
  • Ese lugar, donde veraneo todos los años, tiene mucho encanto.

b) Especificativas

    En cambio estas no se aíslan por coma del resto del enunciado.

  • Necesitamos un empleado que sepa idiomas.
  • Es el amigo sin el cual no se puede vivir.
  • El lugar donde veraneo está cerca del mar.

Pronombre personal sujeto como antecedente expreso. En estas se puede suprimir la coma después del pronombre, pero ha de conservarse la que marca el final de la relativa:

  • Yo, que le conocí como nadie, puedo decir que era bueno.
  • Yo que le conocí como nadie, puedo decir que era bueno.
  • Él, que no perdía el sueño por nada, comprendió que esa noche no iba a dormirse.
  • Él que no perdía el sueño por nada, comprendió que esa noche no iba a dormirse.

Coma tras el relativo complejo el cual. La existencia de la pausa fónica no que deba escribirse coma:

  • Se celebró un acto, en el trascurso del cual se aplaudió.
  • Se celebró un acto, en el trascurso del cual, se aplaudió.
  • Subieron al avión, dentro del cual no estaba permitido fumar,
  • Subieron al avión, dentro del cual, no estaba permitido fumar.

Sin antecedente expreso:

Los pronombres relativos quien y el que, así como los adverbios relativos donde, adonde, como, cuando y cuanto, pueden formar subordinadas relativas sin que que en el enunciado aparezca un antecedente explícitamente expresado.
Es incorrecto escribir coma tras estas cuando desempeñan la función de sujeto o son un atributo o complemento, aunque vayan antepuestos:

  • Escoge el que te guste más.
  • Donde vivo no hay hospital
  • Quien no haya rellenado el formulario no será atendido
  • Quien no haya rellenado el formulario, no será atendido
  • Ellos son quienes quieren hacerlo
  • A quienes no se presenten no les daremos la acreditación
  • De lo que pasó apenas me acuerdo.

Si aparecen como complemento circunstancial en posición inicial pueden aparecer delimitadas por coma. 

  • Cuando salía yo por la puerta, me encontré con ella. 

Frente  a la ausencia en posición final

  • Me encontré con ella cuando salía yo por la puerta.

Se puede prescindir de la coma si la subordinada es breve:

  • Cuando quieras nos vamos.

Construcciones causales y finales

Expresan la causa o motivo de que se ocurra (o, en otros casos, de que se diga o afirme) lo enunciado en la oración principal.

  • Se quedaron en casa porque hacía mucho frío
  • No ha dicho la verdad, porque me ha guiñado un ojo

La reglas para las construcciones causalesfinales son, en general, las mismas y tienen que ver con el tipo de relación que establecen con respecto al predicado verbal de la oración principal:

a) Causales y finales del enunciado: Expresan la causa o la finalidad real de lo enunciado en la oración principal:

  • El suelo está mojado porque ha llovido.
  • Tienes que estudiar para aprobar el examen.

Estas construcciones son complementos circunstanciales del verbo principal, de ahí que se denominen internas. Suelen aparecer pospuestas al verbo y no se separan por comas. Pueden, no obstante, aparecer en posición inicial, en cuyo caso se recomienda, salvo que la secuencia sea breve, la escritura de coma.

  • Para conseguir un buen sitio en primera fila, te recomiendo que llegues pronto.
  • Para dormir no te traje a este sitio. 

b) Causales y finales de la enunciación:

    Las causales introducen el hecho que permite al que habla decir o afirmar lo enunciado en la oración principal. Se denominan externas y llevan una coma después de la conjunción:

  • Algo le pasa, pues tiene mala cara
  • Ha llovido, porque el suelo el suelo está mojado (lo que me lleva a afirmar que ha llovido es que el suelo está mojado)

Análogamente, las finales de la enunciación manifiestan la finalidad que se persigue al decir lo que expresa la oración principal:

  • Tienes que estudiar con más atención, para que te quede claro (el fin de mis palabras es dejar claro al interlocutor que tiene que estudiar más)

c) Causales explicativas: Introducen la explicación de por qué se produce el hecho expresado en la oración principal. Son, como las causales de la enunciación externas al predicado principal y, por tanto, se separan de él mediante comas, vayan antepuestas o pospuestas.

  • Tuvimos que alquilar dos coches, ya que al final vinieron seis.
  • Hubo que posponer la reunión, pues al final faltaban algunos informes.
  • Puesto que insistís, os lo contaré todo.
  • Como no ha llamado, supongo que estará bien.

Construcciones condicionales y concesivas

Las condicionales expresan la condición que debe cumplirse para que se realice lo enunciado en la oración principal, mientras las concesivas manifiestan un impedimento a pesar del cual se realiza lo enunciado en la oración principal. Son estructuras bimembres en las que la oración subordinada se denomina prótasis y la principal, apódosis. Las prótasis aparecen normalmente en posición inicial y, en este caso, lo normal es separarlas mediante coma del resto del enunciado.

a) Prótasis introducidas por conjunciones condicionales (si, como) o concesivas (aunque, así). 

  • Si vas a llegar tarde, no dejes de avisarme
  • Como vuelva a salir un ocho, nos hacemos ricos.
  • Así me arrepienta toda la vida, no pienso hacer esa llamada.

   Si la subordinada es breve, se puede prescindir de la coma

  • Si lo sé no vengo.

Destacan por su brevedad y su frecuencia el uso de prótasis condicionales compuestas solo por la conjunción si y el adverbio no. Pese a su escasa longitud es preferible aislar por comas estas secuencias:

  • Si me invitan a cenar, voy; si no, me quedo en casa.
  • Si cree que puedo ser útil le acompaño y, si no, no.
b) Prótasis introducidas por locuciones de valor condicional (en caso de (que), siempre y cuando) o concesivo (a pesar de (que), a sabiendas de (que), pese a (que), si bien)
  • En caso de que acepten, haremos un buen negocio
  • Siempre y cuando se respete el medio ambiente, el turismo es positivo para las poblaciones rurales
  • A sabiendas de que lo pasaría mal, se presentó en su casa para hablar de ella.
  • Pese a que no ha ido nunca a Italia, habla un italiano perfecto.

c) Prótasis introducidas por la preposición de seguida de infinitivo o encabezadas por las preposiciones para, por o con

  • De haberlo sabido, habría llegado antes.
  • De venir, lo hará a partir de las nueve.
  • Para tener nueve años, está muy alto.
  • Con todo el dinero que tiene, nunca será feliz.

d) Prótasis constituídas por expresiones lexicalizadas de valor condicional.

  • Yo que tú, me lo pensaría dos veces
  • Yo en su lugar, lo seguiría intentando.

e) Prótasis constituídas por expresiones duplicadas de valor concesivo.

  • Llame quien llame, no abran
  • Se ponga lo que se ponga, siempre está elegante.

En posición final, la escritura de coma varía según los casos. La tendencia es no escribir cuando la prótasis pospuesta expresa una condición o un impedimento.

  • Iré si me necesitas
  • Lo echarán del trabajo como siga llegando tarde.

No obstante la información de la subordinada puede presentarse como un elemento periférico, en cuyo caso va precedida por coma.

  • Te llevaré al hospital, aunque no quieras.
  • El tren llegará a las diez, si he entendido bien.

Copulativas condicionales enfáticas

Se recomienda no escribir coma tras este tipo de oraciones. No son verdaderas condicionales, pues su primer miembro no expresa una condición que deba cumplirse para que se realice lo enunciado después, sino estructuras copulativas de carácter enfático.

  • Si algo distingue a los cubanos es ese apego a los sentidos.
  • Qué ciertas eran estas palabras.
  • Si alguien lo sabía era ella.
  • Es ese apego a los sentidos lo que distingue a los cubanos.

Coma y construcciones comparativas y consecutivas

Son aquellas en las que se comparan dos nociones estableciendo entre ellas una relación de superioridad, inferioridad o igualdad en número, cantidad o grado. Aunque en la cadena hablada es frecuente la presencia de una inflexión tonal o una pausa entre los dos miembros de estas construcciones, debe evitarse la escritura de coma en el segundo término.

  • Ahora llegan más turistas que antes.
  • Mi hijo es tan inteligente como su padre.

Las construcciones consecutivas, por su parte, se expresa que cierto número, cierta cantidad o cierto grado de algo alcanza  tal nivel que se produce como consecuencia lo denotado por la oración subordinada.

  • Hacían tanto ruido que tuvimos que llamar a la policía.
  • Eran tan guapa que todos querían sacarle fotos.
  • Es mejor ser oveja que estar como una cabra.
  • Dependían tanto uno del otro que la confianza era imposible.
  • La situación había llegado a tal punto que ya no era posible ocultarla.

Igualmente hay cierta tendencia a escribir coma en construcciones consecutivas que presentan la correlación si...que. Es preferible no escribir coma en estos casos.

  • Si será listo que ha sacado seis matrículas de honor.

Comparativas proporcionales

Indican el incremento o la disminución de dos magnitudes paralelas. Se trata de construcciones bimembres introducidas por las correlaciones cuanto más/menos... más/menos; cuanto más/menos ... tanto más/menos; mientras más... más/menos.
En estas secuencias el primer miembro se llama prótasis y el segundo apódosis. Cuando la prótasis va antepuesta debe separarse por coma de la apódosis.

  • Cuantas más cartas mandaba, más encendía la fiebre de su fiebre.
  • Cuanto más hable, peor.
  • Cuanto más imponente fuera ese sacrificio, tanto mayor sería nuestra existencia.

Cuando la aprótasis aparece en posición final, es preferible no escribir coma

  • Tanto más eficaz es un sistema cuanta mayor flexibilidad existe en las reglas.
  • Los sentidos se avivan mejor cuanto más apropiados son los objetos que los rodean.

Coma y construcciones ilativas.

Se llaman ilativas las construcciones, encabezadas por una conjunción o locución conjuntiva, mediante las cuales se introduce una consecuencia como derivación natural de lo expresado con anterioridad. Las más características suelen ir introducidas por así queconqueluegode modo/forma/manera quede ahí que, y ocupan la posición final del enunciado, siempre precedidas de coma.

  • Tocaron a su puerta. Nadie les abrió, así que la forzaron.
  • Este hombre es peligrosísimo, conque mucho cuidado.
  • Era horror lo que sentía, de ahí que no se explayara mucho en confidencias con nadie.

Detrás de así que no se escribe coma

  • Así que no fue.
  • Así que ¿qué tuvo que hacer el boticario?

Es igualmente incorrecto poner coma entre el adverbio y la conjunción:

  • Tiene aracnofobia; de ahí, que no le guste ir al campo
  • Tiene aracnofobia; de ahí que no le guste ir al campo

 Coma tras relativos y conjunciones subordinadas

No se escribe coma entre los relativos y conjunciones subordinantes y la oración que introducen.

  • Recuerdo que todo era perfecto
  • Es un hombre de negocios que se dedica a la política
  • Ha pedido un certificado, aunque no sé para qué

Excepto cuando entre el elemento introductor y la oración subordinada se intercala alguna de las secuencias que se separan por coma del resto del enunciado

  • Recuerdo que, en aquellos días, todo era perfecto
  • Es un hombre de negocios que, además, se dedica a la política.
  • Ha pedido un certificado, aunque, si te digo la verdad, no sé para qué.
  • Ahora sé que, mientras yo rumiaba mis penas con los ojos abiertos como un búho, tú también estabas despierta.
  • Si, cuando empezaba a masticar, el malestar en crecía entre ellos, era porque esa carne .....

También se puede optar por prescindir de las comas en la subordinada incrustada

  • Les diría, además, que mientras estaba en el pueblo había empezado a darle vueltas...

Lo que se desaconseja en cualquier caso es eliminar la coma que marca el inicio de la subordinada incrustada y mantener la que marca su fin

  • Dijo que mientras ella fuera la jefa, no permitiría ese atropello.
  • Ha pedido un certificado, aunque si te digo la verdad, no sé para qué.

Coma para delimitar los conectores en un enunciado

Los conectores discursivos son enlaces, generalmente adverbios y locuciones adverbiales, que ponen en relación la secuencia sobre la que inciden con el contexto precedente. Pueden ser:

  • Aditivos  admás,asimismo, de hecho, encima, en el fondo, esmás, igualmente, por otro lado, por si fuera poco..
  • Adversativos  ahora bien, el contrario, en cambio, no obstante, por el contrario, sin embargo
  • Concesivos  aún así, con todo, de todos modos, en cualquier caso, 
  • Consecutivos e ilativos así pues, en consecuencia, entonces, por condiguiente, plor (lo) tanto
  • Explicativos a saber, es decir, esto es, o sea
  • Reformuladores  con otras palabras, dicho de otro modo
  • Ejemplificativos  así, así por ejemplo, por ejemplo, verbigracia
  • Rectificativos más bien, mejor dicho, 
  • Recapitulativos  a fin de cuentas, al fin y al cabo, en conclusión, en definitiva, en fin, en resumen, en suma
  • De ordenación a continuación, antes de nada, en primer lugar, finalmente, para terminar, por una/otra parte, por último
  • De apoyo argumentativo  Así las cosas, dicho esto, en vista de ello, pues bien
  • De disgresión   a propósito, a todo esto, dicho sea de paso, por cierto.

La escritura de coma para delimitar los conectores de un enunciado se rige por las normas:

a) Cuando aparecen al comienzo de la secuencia sobre la que inciden van seguidos de coma

  • Volvió decepcionado. Es decir, no le fue bien
  • No puede negarse a ayudarnos; a fin de cuentas, es la primera vez que le pedimos un favor.
  • No estaba preparado para el ritmo de la vida de la capital. Así pues, regresó a su pueblo.
  • Se ha llevado todas sus cosas de la casa. O sea, no piensa volver.

b) Cuando aparecen en medio de la secuencia sobre la que inciden se escriben entre comas.

  • Mi nombre es Catalina. Nadie, sin embargo, me llama así.
  • Ella adora el teatro; su marido, en cambio, no puede soportarlo.
  • Se graduó en junio de este año. Fue la única vez, dicho sea de paso, que su padre demostró admiración hacia él.

c) se escriben asimismo entre comas los conectores precedidos de un nexo subordinante (como  si, cuando, aunque) o de una concjunción coordinante (como  y, pero)

  • Sufría una lesión, pero, con todo y con eso, llegó el primero
  • Sufría una lesión, pero con todo y con eso, llegó el primero
  • Si, en el fondo, le da igual el asunto, ¿por qué se muestra tan reacio?
  • Si en el fondo, le da igual el asunto, ¿por qué se muestra tan reacio?

Siempre que no se produzcan ambigüedades en la interpretación de los enunciados, es posible suprimir las dos comas

  • Sufría una lesión, pero con todo y con eso llegó el primero
  • Si en el fondo le da igual el asunto ¿por qué se muestra tan reacio?

d) Algunos conectores pueden ocupar también la posición final de la secuencia sobre la que inciden, caso en el que deben ir precedidos de coma

  • Hoy vamos a comer tres piezas de fruta, por ejemplo.
  • Su mujer estaba preocupada por el porvenir de su hijo. A él no parecía importarle, en cambio.

Coma para marcar elisiones verbales

Se escribe coma para separar el sujeto de los complementos verbales cuando el verbo está elidido por haber sido mencionado con anterioridad o estar sobrentendido

  • Su hijo mayor es rubio; el pequeño, moreno.
  • Los que no tengan invitació, por aquella puerta.
  • Nueve por tres, veintisiete.
  • En 1615, Cervantes publicó la segunda parte del Quijote, y Tirso se Molina, Don gil de las calzas verdes.

Esto es frecuente en refranes

  • Ojo por ojo, diente por diente.
  • Mal de muchos, consuelo de tontos.
  • Perro ladrador, poco mordedor.
  • En casa de herrero, cuchillo de palo.
  • A lo hecho, pecho.