Datos y programas

Hemos dicho que en el computador hay dos conceptos,  hardware y software, que se refieren a la parte "dura" que es la mecánica y la electrónica, y  la "blanda", que son los programas y los datos. Sin estos, cualquier ordenador, por bueno que sea, es inservible.
Los programas, también llamados aplicaciones, contienen órdenes que el procesador ejecuta; los datos son, por así decirlo, su alimento. Un editor de fotos nos muestra una página en blanco si no le decimos cual queremos editar. Las fotos son sus datos.
Mencioné la semana pasada un tipo especial de programas, los virus. Para ellos, datos es todo lo que en el ordenador puedan modificar a fin de que no funcione como debe.

Servidores y clientes

Si no se estuviera conectado a Internet, no se podría leer esto. Los computadores están unidos entre ellos por medio de una red que así se llama. El Router que tenemos en casa lo posibilita. Este ensanchamiento de nuestro contorno hace posible que los programas, en lugar de en el ordenador local, anden en uno lejano llamado servidor, en cuyo caso al nuestro le llamamos cliente y tiene la función de mostrar en la pantalla lo que el servidor procesa.

Navegadores

Explorer, ChromeFirefox son los más conocidos. Estos programas leen documentos del tipo "html", HyperText Markup Language, es decir, Lenguaje de Marcas de Hipertexto, que pueden estar almacenados localmente o en en el servidor, en cuyo caso les llamamos páginas web, World Wide Web, o www. Aunque parezca otra cosa, son estáticos. Cuando se abre uno, se presenta igual que la vez anterior. ¿De donde viene que su visualización cambie? En que el servidor las va generando según se le demanda. Así, en el facebook, cada vez que hacemos una acción: editar, me gusta, compartir, etc. el servidor construye una página nueva.

A continuación se muestra un documento del género.

Screenshot from 2015-06-27 122727

 

La Nube.

La información en el computador se almacena en archivos, que como decíamos pueden contener datos o programas.
A su vez, el de nuestra casa, junto con millones de otros, está conectado a una red llamada Internet, con lo cual los datos pueden estar a disposición de todos los usuarios del mundo. Para ello se gestionan los accesos con permisos y claves a fin de  saber quien tiene derecho a qué.
Uno concepto nuevo surgido paralelamente a la velocidad de la transmisión en la red es la llamada Nube, que no es otra cosa que ordenadores que ponen su capacidad enorme de almacenamiento para que los usuarios puedan depositar ahí sus archivos. Si se les estropea el computador privado, no los pierden; pueden volver a bajarlos a uno nuevo que se compren.