El alcalde de Molina de Aragón se suma al proyecto 'Serranía Celtibérica'

Esta iniciativa busca conseguir fondos contra la despoblación para una zona que incluye territorios de Teruel, Cuenca, Soria, Guadalajara, Zaragoza, La Rioja y Castellón

Serranía de Cuenca.

La presentación del proyecto Serranía Celtibérica, en el Salón de Actos de Santa María del Conde de Molina de Aragón, fue programada por el Ayuntamiento de Molina y el Común de Molina y su Tierra.  Tuvo lugar el 11 de junio a las 20 horas a cargo de su promotor, el Catedrático de la Universidad de Zaragoza en el Campus de Teruel D. Francisco Burillo Mozota.

El acto contó con una nutrida asistencia de público, entre los que se deben destacar a los representantes políticos del Ayuntamiento de Molina, a alcaldes de la Comarca del Común de Molina; a la delegada de la Junta de Castilla La Mancha, Cristina Argas; los diputados provinciales, Lucía Enjuto y Jaime Muñoz; la gerente del Grupo de Desarrollo Local de la Comarca de Molina de Aragón, Inmaculada Parrilla; el jefe de Salud Pública de la Comarca, Joaquín Yarza, y el director del Geoparque de Molina de Aragón y Alto Tajo, Manuel Monasterio.

La presentación del conferenciante corrió a cargo del alcalde de Molina y presidente de la Común de Molina y su Tierra, D. Jesús Herranz, quién calificó como muy importante el Proyecto de Serranía Celtibérica para el desarrollo de un territorio tan despoblado como el antiguo Señorío de Molina de Aragón. Hizo un repaso sobre la importancia histórica que había tenido esta tierra, fundada como señorío independiente entre los reinos de Castilla y de Aragón. Desde 1321 el título de Señor de Molina quedó ligado al Rey de Castilla, primero, y al Rey de España, después. De manera que el actual Rey de España finaliza la relación de sus títulos como Señor de Vizcaya y de Molina. Todavía pervive en este Señorío la división administrativa histórica de cuatro Sexmas: del Campo, del Pedregal, del Sabinar y de la Sierra. El alcalde manifestó que tanto el Ayuntamiento de Molina como el Común de Molina y su Tierra solicitarían formar parte de la Asociación para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica contribuyendo a su financiación. Terminó el acto haciendo entrega al profesor Burillo de un ejemplar del Fuero de Molina, que permaneció invariado hasta su abolición en 1813.

En su disertación el profesor Burillo hizo un repaso al trabajo realizado bajo su dirección por un nutrido grupo de colaboradores durante los últimos años que han permitido visualizar el principal problema que tiene esta parte de la España interior, la denominada Serranía Celtibérica. Esta zona que comprende desde las tierras de Burgos a Morella, desde Cuenca al Moncayo presenta en el panorama actual unos índices demográficos similares a la Laponia pero con mayor desestructuración territorial. Con una extensión de 63.098 km2, esto es el doble que Bélgica, la Serranía Celtibérica tiene censada una población de tan sólo 487.417 habitantes y una densidad de 7,72 hab por km2.

Sin embargo, existen grandes diferencias demográficas dentro de este territorio. Así en la Comarca de Molina tiene una extensión de 3.362 km2, su población censada es de 8.741 personas, de las que 3.514 viven en Molina, lo que da una densidad de 2,6 hab por km2, y si se tienen en cuenta sólo los 61 municipios del Señorío la densidad desciende a 1,64 hab por km2

El proyecto por él dirigido pretende visualizar y poner en evidencia estas circunstancias, al objeto de recabar la atención de las autoridades españolas y comunitarias con el fin  de conseguir inversiones para la revitalización del mismo, a través del Instituto de Investigación y Desarrollo Rural Serranía Celtibérica, adscrito a la Universidad de Zaragoza, en el que se engloban la mayor parte de los trabajos de investigación académica sobre la zona.

Señaló la urgencia de que la Diputación Provincial de Teruel firme el Convenio del Consorcio Celtiberia con el Gobierno de Aragón, institución que ya lo aprobó el 18 de diciembre del 2012. En dicho Consorcio se integrarán las 5 Comunidades Autónomas y las 10 Diputaciones Provinciales que componen esta zona, a fin de recabar la ayuda europea para el desarrollo de la misma.

Esta urgencia viene dada por la solicitud realizada por el profesor Burillo para que la Serranía Celtibérica sea objeto de una I.T.I. (Inversión Territorial Integrada), lo que podría suponer una inversión de unos 6.000 millones euros para este territorio en el periodo 2014-20. El Ministerio de Trabajo ya concedió una a la provincia de Cádiz y quedan otras dos por determinar, que tienen que concederse en este mes de junio.

Una vez acabada la presentación se departió ampliamente con los asistentes que agradecieron al profesor Burillo su trabajo, haciéndolo extensivo  a su equipo de colaboradores. El Alcalde, Jesús Herranz, manifestó que trasladaría la solicitud de apoyar el proyecto Serranía Celtibérica a la Diputación Provincial de Guadalajara e, inmediatamente, a la Presidencia de la Junta de Castilla la Mancha para que mediara en la consecución de la I.T.I.