El Geoparque de la Comarca de Molina y el Alto Tajo ya pertenece a la red mundial, según sus impulsores. Yo celebro la noticia, pero tengo todavía un cierto pesar. Por una parte, es digno de alabanza que un grupo de gente ilusionada, altruista, amante de la naturaleza y, sobre todo, de la geología hayan hecho los papeles para que se le reconozca en la Red Mundial de Geoparques. Por otra, es triste que a alguien que viendo la foto de una comida-celebración hiciera la pregunta, o el reproche, de quien pagaba eso, en lugar de aclarárselo, lo mandaran con cajas destempladas a que se informara.

Picando información de unos y otros se deduce que eso es un club. Reconocido por la UNESCO, sí, pero nada oficial. Beneficiosa para el entorno, pero no hay ningún ministerio detrás. Por ese supuesto beneficio, y a igual que a muchas asociaciones, la administración puede otorgar ayudas. En este caso la Diputación de Guadalajara, según el enlace, ha colaborado con 25.000 euros.

Una de las preguntas de mi amigo, que como todo el mundo está harto de que esquilmen al contribuyente, era: eso cuanto cuesta y quien lo paga. Sobre el pago no hay duda, siempre el mismo, el ciudadano. Lo del coste es otra cosa; porque, en que se va el dinero?. La naturaleza es bonita de por sí sin que haya que gastarse en embellecerla, minerales como el aragonito están ahí sin necesidad que traerlos, las formaciones rocosas no hace falta remodelarlas; luego, cuales son los gastos?.

La Diputación reafirma el apyo al Geoparque